Que es la música

Algunas personas dicen que la música es su mejor terapeuta, y en cierto modo tienen razón porque nos ayuda a conectar con nuestros sentimientos y recuerdos y a menudo nos ayuda a descubrir cómo nos sentimos realmente.

La música genera emociones positivas y negativas para nosotros, pero también tiene muchos otros beneficios. En el artículo de hoy revelaremos algunas de ellas.

“La música es el verdadero lenguaje universal”

-Carl Maria von Weber.

La música como ayuda para el dolor diario

Hay muchas personas que afirman que es terapéutico y que de una manera u otra les ha ayudado a mejorar su malestar, ya sea físico o emocional. Según diversas investigaciones, la música tiene efectos fisiológicos, como la frecuencia cardíaca, la presión arterial o la frecuencia respiratoria. También puede afectar nuestras ondas cerebrales.

Nota musical

Afecta a nuestro organismo y a nuestras emociones tanto de forma positiva como negativa. Por eso se dice que escuchar una melodía es terapéutico, porque nos ofrece muchos beneficios a las diferentes molestias que podemos presentar en un momento dado.

Un estudio de la Universidad de Utah, publicado en The Journal of Pain, asegura que la música nos impide enfocar la atención más allá del dolor. Cuando prestamos atención a la música, nuestra atención no se dirige al estímulo doloroso, de esta manera, la sensación de dolor es mejor.

En el estudio de la Universidad de Utah, se pidió a 145 personas que identificaran aspectos de la música que estaban escuchando. Al mismo tiempo, recibieron pequeñas descargas eléctricas en la punta de los dedos. Concluyeron que cuanto más atención prestaban a la música, menos dolor sentían por los pequeños choques.

La música como beneficio

La música también puede ser vista como un sanador ya que nos beneficia en el tratamiento de los problemas relacionados con el estrés, nos ayuda a mejorar nuestra memoria y con ciertos dolores.

Este tipo de terapia se llama musicoterapia y llega a ser parte de las terapias alternativas. Afirma que la música interviene directamente en nuestro sistema nervioso, causando algún tipo de efecto positivo.

Otra forma de verlo sería la forma en que la mayoría de la gente lo asimila, ya que puede ser parte de una distracción de los problemas cotidianos para nosotros. La música nos hace sentir mejor cuando disfrutamos de lo que nos gusta.

¿Qué nos aporta la musicoterapia?

La musicoterapia puede ser activa, lo que significa que el paciente debe ser capaz de cantar, tocar instrumentos musicales y bailar. También debe ser receptivo cuando la persona escucha para relajarse, además de otras técnicas en las que está involucrada la persona encargada de aplicar la terapia.

La música nos ofrece muchos beneficios físicos, cognitivos y motores. Aumenta nuestra capacidad de responder más rápidamente a diversos estímulos sensoriales. Nos ayuda con nuestra memoria, pensamientos, emociones e imaginación.

Y, además de todo esto, nos permite saber cómo nos sentimos y así poder compartir mejor con los demás, por lo que también llegaría a servir de manera social.

Poder bailar y tocar instrumentos favorece nuestra coordinación, nuestro equilibrio y movilidad. Obtenemos mucho de esta forma de terapia en la que no sólo se trata de escuchar, sino que es mucho más completa.

La neuropsicóloga María Luisa Ferrerós (2008) enumera varios de los principales beneficios de la musicoterapia:

    • Ayuda a controlar el estrés y la ansiedad.
    • Mejora el estado de ánimo.
    • Puede ayudar a resolver conflictos emocionales.
    • Favorece el desarrollo personal.
    • Se favorece la coordinación motora.
    • Favorece el desarrollo del cerebro.
    • Favorece la interrelación social.
    • Influye positivamente en el desarrollo afectivo y emocional.
    • Es de gran ayuda para comunicar y expresar sentimientos.
  • Aumenta los niveles de autoestima.